30 de agosto de 2012

eche homo

son diferencias adimensionales

imposibles

de enumerar

solo basta con nombrarlas

y darse cuenta

lo distinto

que somos

el progreso no es para vos algo

visible

más bien te llega

como un chorrito

que escuchás con los ojos

un engaño digamos

hasta sentir que terminaste

yo en cambio

contemplo todo desde arriba

como un dios

que puede apuntar

con su líquido y juega

a que limpia

la suciedad del mapa

la mierda pegada

en la fría losa blanca

del inodoro

un dios

te dije

al que podés crear

o matar

o tan simplemente

olvidarlo